Gigantes tecnológicos pueden «morir de viejos»

Anteriormente, para una empresa era una señal de prestigio y renombre haber existido durante décadas, o incluso «más de un siglo». Un letrero que dijera » fundada en 1892″ daba una sensación de estabilidad, credibilidad y tradiciones. Sin embargo, esta información no tiene ahora la relevancia de antaño.
En un artículo titulado «Is technology killing the lure of company heritage?», la BBC mencionó los casos de Instagram y Kodak como ejemplos de que empresas con larga tradición y trayectoria no necesariamente se las arreglan en la era digital.
Instagram, por ejemplo, no tiene en su puerta un letrero donde se mencione su fecha de fundación. De hecho, en 2010 ni siquiera tenía una puerta. A pesar de ello, en sólo dos años la empresa incrementó su valor en 1000 millones de dólares, que fue el precio que Facebook desembolsó por adquirirla este año.
La situación es diametralmente opuesta para Kodak que, de hecho, fue fundada en 1892. La empresa fue un pionero en el ámbito de la fotografía, e intentó y desarrollo la cámara portátil, y la cámara digital.
Sin embargo, este mes la abultada cartera de patentes de la empresa fue vendida al mayor postor con el fin de juntar el máximo posible de dinero para pagar los gastos de su quiebra en Estados Unidos.
La causa es, sencillamente, que Kodak se demoró demasiado en reaccionar, y cuando lo hizo, fue muy lentamente. De nada sirvió entonces una tradición de 120 años. Incluso podría ser todo lo contrario. «Los cambios se producen con máxima rapidez actualmente y un año de cambios equivalen a 2 décadas hace 100 años. Vivimos en una era en que puedes consolidar, y luego destruir, tu prestigio en el transcurso de 24 horas», declaró el analista jefe de PriceWaterhouseCoopers, a la publicación.
«Una larga trayectoria ya no forma parte de la misión de tu empresa. Ya no se trata del patrimonio o de la trayectoria de la empresa. Se trata, lisa y llanamente, de lo que hagas actualmente», declaró Lisa Malyon, de la empresa de relaciones públicas Sense Communication.
Parece ser entonces irónico que Instagram base parte de su éxito en filtros de que asemejan las imágenes digitales a fotografías tomadas con cámaras antiguas. Al parecer, la nostalgia también es parte de la era digital.
Fuente: BBC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *